Entre el sol, los baños de mar y el agua clorada durante el verano, el pelo corre el riesgo de quedarse seco y desteñido. ¡Descubre estos consejos para proteger tu cabello contra viento y marea!

Hidrata para la prevención

¡Más vale prevenir que curar! Para evitar volver de vacaciones con la piel bronceada pero el pelo quebradizo, anticipa la salida preparando el pelo. ¿El orden correcto? Una mascarilla nutritiva (si tu cabello ya está seco) o hidratante.

Se aplica semanalmente sobre el cabello secado con toalla y se amasa mecha a mecha antes de peinar con un peine de dientes anchos para distribuir uniformemente el producto. Unos días antes de la salida, preceder al champú con una aplicación de aceite en el cabello y dejar actuar 10 minutos.

Hidrata para la prevención pelo

Crear un escudo anticontaminación

El calor y el sol aceleran el impacto de la contaminación sobre el cabello, que se vuelve más seco y opaco, y sobre el cuero cabelludo, que se irrita y tiende a engrasarse más rápidamente. La tentación de multiplicar los champús se vuelve grande… Sin embargo, un cabello debilitado corre el riesgo de dañarse aún más con los lavados repetidos.

Espacia los champús y rocía tu cabello con un tratamiento protector. Crea una película antiagresión y evita que la contaminación se adhiera. Apuesta también por un tratamiento detox que purifica en profundidad o un spray de peinado que estructura y protege en un solo gesto.

¿Por qué debería hacer un tratamiento detox?

Protegerse de los rayos UV

En versión crema (para cabellos normales), bruma (para cabellos finos) o aceite (para cabellos rizados ), las fórmulas protectoras anti-UV se presentan en diferentes texturas. Estos tratamientos combinan activos hidratantes y antioxidantes para evitar que los largos se resequen. Limitan la irritación del cuero cabelludo y evitan que el color se desvanezca.

Protegerse de los rayos UV

Se aplican mecha a mecha aproximadamente a 1 cm de la raíz antes de ir a la playa o piscina. Por supuesto, se diluirán en agua a lo largo del día, de ahí la importancia de renovar la aplicación, como ocurre con un producto de protección solar destinado a la piel. Por la noche, un champú para después del sol eliminará los filtros aún adheridos a la fibra capilar sin pelarla.

Protección de la sal y el cloro

El cabello es una esponja: encharcado, se vuelve más elástico y sus defensas se reducen. Sin embargo, cuando los cristales de sal se depositan sobre la fibra capilar, amplifican el efecto de los rayos UV que calientan aún más y corren el riesgo de “quemar” el cabello.

En cuanto al cloro, que irrita el cuero cabelludo, sus agentes químicos desnaturalizan los pigmentos de la coloración y hacen que los cabellos castaños se quemen y los rubios se tornen verdes. ¿El truco para evitar los efectos secundarios de la natación? Humedecer completamente el cabello con agua dulce antes de bucear para evitar que absorba el agua del mar o de la piscina. Y por la noche, utiliza un champú capaz de eliminar los últimos residuos de sal y cloro.

consejos para tener un pelo bonito todo verano

Reforzar con un tratamiento sin aclarado

Este aliado de las mañanas ajetreadas es también el mejor amigo de las veraneantes: se aplica por la mañana sobre los largos, actúa durante todo el día difundiendo sus activos beneficiosos y protectores. A menudo enriquecido con manteca de karité, extractos nutritivos de coco o aceite de argán, queratina reestructurante o glicerina hidratante, protege contra la sequedad, peina, mantiene el cabello flexible y brillante.

 

Si quieres pedir cita en el salón Andressa Santana, puedes hacerlo desde los teléfonos 91 535 86 18 / M: 692 359 942, el email info@andressasantana.com o bien acercándote a salón situado en la calle Aviador Zorita 25. ¡Muchas gracias!

Andressa Santana

SOLICITAR CITA