Blog

¿Cómo frenar la caída del cabello?

By 11 noviembre, 2020 Sin comentarios

La pérdida de pelo es un proceso normal del metabolismo humano. Forma parte del proceso fisiológico de reemplazo del cabello: el desarrollo, la caída y el incremento son parte del ciclo de vida.

¿Cuándo debemos preocuparnos o consultar con un especialista entonces? Básicamente cuando detectemos que la caída se produce por encima de nuestros parámetros habituales. Los factores que incluyen pueden deberse a factores externos, genéticos u hormonales. Y es posible que las estructuras que caen no se reemplacen adecuadamente por un cabello sano.

La reducción del pelo puede manifestarse de muchas formas diferentes, en función de las características de la persona y de otros elementos, como por ejemplo, problemas en el bulbo piloso.

¿Cuáles son las causas habituales de la caída del cabello?

 

La disminución de cabello en la gran mayoría de los hombres se genera de manera habitual por la alopecia androgenética, distinguida como “calvicie de patrón masculino”. Un número cada vez mayor de mujeres, equivalente al 30%, también sufre adelgazamiento del cabello con obvias repercusiones psicológicas y sociales.

Otras causas de caída de cabello incluyen trastornos de la tiroides, falta de hierro, fiebre alta, dietas rápidas, ciertos medicamentos. También existen algunos trastornos dermatológicos del cuero cabelludo que pueden provocar la merma del cabello temporal o permanente, como el lupus, el liquen planopilaris y la alopecia areata.

Es necesario disipar muchos mitos, la caída del cabello no es causada por folículos obstruidos, lavado frecuente con champú, uso de sombreros o cascos. También es importante recordar que la mayoría de los adultos pierden aproximadamente de 70 a 120 cabellos por día.

Esta merma diaria es debido a un proceso natural por el cual algunos cabellos se caen mientras que otros vuelven a crecer. Mientras este “recambio” permanezca equilibrado, la cantidad de cabello presente permanece constante.

Otra causa menor de la caída es el estrés, que puede contribuir a acelerar el detrimento del cabello programado genéticamente. La propensión al deterioro del cabello se hereda de ambos miembros de la familia y comienza a desarrollarse después de la pubertad.

Los cabellos predispuestos a la alopecia, comienzan a reducirse de diámetro y su ciclo de vida se acorta hasta su eventual desaparición. Por el contrario los cabellos presentes en las regiones posterior y lateral son genéticamente permanentes y estables durante toda la vida.

 

 

Tipos de caída del cabello

 

Como mencionamos anteriormente, una de las causas es el cambio de estaciones y se considera un tipo de caída fisiológico, donde se evidencia la merma del cabello con mayor frecuencia en primavera y otoño. Este tipo de caída no es motivo de preocupación.

Por otro lado, existe otra tipología que es conocida como patológica, es básicamente cuando existe un desequilibrio muy grande entre la cantidad de pelos que se pierden al día, respecto a los que crecen. Es decir, estamos ante la presencia de una caída anormal que debe estudiarse a fondo.

Existen meses del año en los que aumenta la caída, de abril a mayo, así como de septiembre a noviembre, tanto hombres como mujeres pueden perder más cabello. En realidad, existen varias teorías sobre las causas de la caída en estas fechas.

Entre ellas podemos mencionar la alteración de la relación horas luz/oscuridad. Algunos expertos sostienen que cambiar esta proporción conduce a un desequilibrio hormonal que, en consecuencia, provoca la caída del cabello.

Como causas psicológicas y sociológicas tenemos que el final del verano, el acortamiento de los días, la vuelta a la rutina diaria típica del otoño, también estresan el cabello que, en consecuencia, se cae. Incluso en casos de pérdida estacional, es útil seguir ciertos remedios, que detallaremos más adelante.

¿Se puede prevenir la caída del cabello?

 

Se puede hacer muy poco contra la alopecia, pero en general, puedes prevenir una caída notoria del cabello siguiendo algunas sugerencias. Por otro lado, es obvio que si la caída del cabello es originada por una enfermedad o, peor aún, es hereditaria entonces contaremos con muy pocos medios para contrarrestarla.

El caso es que, una dieta equilibrada rica en vitaminas, proteínas y minerales puede hacer mucho, de hecho, la nutrición del cabello es algo que ocurre con el riego sanguíneo. Por ello, si la ingesta nutricional no es suficiente, el cuero cabelludo también sufrirá.

Adicionalmente, evita dañar el cabello reduciendo el uso de secadores, alisadores, cepillos y rizadores térmicos, ya que el calor debilita las proteínas del cabello y las vuelve quebradizas. Evitar la permanente, tanto el planchado químico como la permanente rizada, y elige un champú con excelentes elementos nutricionales.

 

Remedios naturales para evitar la caída del cabello

 

Para la caída del cabello, en los casos más graves siempre es mejor consultar a un médico especialista. Sin embargo, en otros casos, especialmente los estacionales, existen varios remedios beneficiosos para el cabello:

  • Mascarilla fortalecedora de aguacate
  • Aceite esencial de romero, que estimula la circulación sanguínea
  • Zumo de naranja
  • Aceite de árbol de té, para diluir con otro aceite vegetal
  • Vinagre de sidra de manzana
  • Jengibre , que estimula el crecimiento del cabello y reactiva la circulación del cuero cabelludo
  • Aloe vera
  • Henna, para fortalecer el cabello y al mismo tiempo darle reflejos cobrizos
  • Aceite de oliva
  • Aceite de coco
  • Semilla de lino

Existen además diferentes tratamientos de recuperación de la fibra capilar que te ayudarán a restaurar el brillo y la vida de tu pelo.

Andressa Santana

 

SOLICITAR CITA

Abrir chat
1
¡Hola! 👋 ¿Podemos ayudarte en algo? 😊

Haz click sobre el botón 'Abrir chat' y habla directamente con nuestro equipo. ¡Muchas gracias!
Powered by