BlogBlogs

La coleta alta: apta para todos los cabellos y todas las ocasiones

coleta alta apta todos cabellos ocasiones

Para muchas, durante muchos años, la coleta alta ha sido la solución rápida y cómoda. Ese apaño de último momento en el espejo del ascensor al salir de casa. Coleta alta y listo, para la calle.

coleta alta apta todos cabellos ocasiones

La coleta alta ha dejado de ser un improvisado remedio a los pelos olvidados por la falta de tiempo y las prisas. Ya no se usa, solo, para salir a correr, ir al gimnasio o para estar dentro de casa. La coleta alta es hoy un sello de estilo y elegancia. La hemos visto en la alfombra roja y en muchas portadas de revista. Para street style y special events, vale para todo y para todos los cabellos. Da igual el tipo de pelo que tengas, liso u ondulado. Solo tiene una condición, que sea del largo suficiente para que lo recoja el coletero (y si no, también hay remedios como las extensiones).

¿Y por qué gusta tanto?

La coleta alta sienta bien a todo el mundo.  A los rostros ovalados a los que más. Tiene dos efectos inmediatos: rejuvenece y estiliza, porque enmarca la cara y libera el cuello, dejando también al descubierto los hombros y los omoplatos, una zona por lo general bastante sexy. Es un hecho, quita años y atenúa las arrugas.

Y además, es cómodo, sobre todo cuando hace calor. Podemos olvidarnos de que se encrespe el pelo por la humedad o que el viento nos estropee el look.

Mil coletas, mil estilos

Hay muchas formas de llevar una coleta alta, algunas improvisadas y otras más elaboradas. Eso si, la clave está en que forme parte de un outfit completo.

Por ejemplo, para un evento especial podemos optar por una coleta tirante que, además, nos dará ese efecto lifting ideal para estas ocasiones. En este caso, es recomendable tapar el coletero enrollando un mechón de pelo sobre él, así le damos un toque más elegante. Si queremos estilizar aún más, podemos aplicar un puntito de volumen a la zona alta y planchar bien el mechón de la coleta.

El look despeinado es el más habitual. Nos da ese toque desenfadado, aunque muchas veces tiene muy poco de improvisación y se trata de un peinado muy estudiado. Si queremos darle un aire aún más gamberro, podemos ladear un poco la coleta, al más puro estilo de la Súper Pop.

También se ha puesto de moda añadir complementos, como un coletero llamativo o un pañuelo, para los looks más juveniles, o una diadema para los estilos más sofisticados.

Los flequillos fuera es una buena opción para no llevar un peinado demasiado rígido y darle movimiento. Un efecto que conseguimos también si tratamos al coleta después de hecha, con ondulaciones, por ejemplo.

 

Esperamos que estos tips sobre coletas altas te sean de ayuda. Para todo lo demás, ¡visita nuestro salón!

Andressa Santana

SOLICITAR CITA

Deja un comentario

Abrir chat
1
¡Hola! 👋 ¿Podemos ayudarte en algo? 😊

Haz click sobre el botón 'Abrir chat' y habla directamente con nuestro equipo. ¡Muchas gracias!
Powered by